Medicos y psicologos se oponen a la extensión de la cuarentena

Crece la expectativa por el anuncio oficial pero los trascendidos empiezan a despertar polémica. Profesionales de la salud dudan de la eficacia del endurecimiento de la cuarentena y proponen crear plan inteligente para reactivar la salud psicofísica de los argentinos. Advierten sobre los efectos indeseados del aislamiento en la tercera edad y aseguran que aumentaron las consultas sobre cuadros depresivos en adultos mayores.

El médico clínico Marcelo Suárez (MN 73796) manifestó su “preocupación” por la falta de un “protocolo Inteligente que nos permita recuperar nuestra salud psicofísica y económica”.

El especialista en medicina interna bosquejó un plan que incluye los siguientes puntos: incrementar los testeos de PCR (diagnóstico de infección) y de inmunoglobulinas G (para diagnóstico de curación e inmunidad), crear canales de habilitación laboral con debidos recaudos, apoyar el ensayo de transfusión de plasma para determinar su eficacia en indicación temprana”.  

Según el profesional, un plan  de estas características contribuiría a  minimizar los  daños colaterales de la pandemia ya que “la incertidumbre produce un enorme déficit emocional y nutricional”.

«El estrés, la ansiedad y la preocupación por la cuestión laboral genera un descuido personal profundo con la consecuente repercusión en la salud. A esto se agrega otro problema que es la falta de consultas por otras patologías”, dijo.

Y  continuó: “El hogar funcionó muy bien hasta ahora como refugio pero hoy corremos el riesgo de que nos enferme el cautiverio. Habiéndose robustecido el sistema de salud habría que haber buscado una forma de cuidar a los  ciudadanos  de otras enfermedades que rondan en el propio hogar como depresión, cáncer, patologías cardiovasculares, obesidad, hipertensión y diabetes. El aislamiento domiciliario llegó a una instancia en la cual se propicia el deterioro psíquico”.

Por último, consideró que “debemos tener la humildad necesaria para dejar de lado las diferencias políticas y procurar aunar esfuerzos en pos de lograr el bienestar físico, psíquico y social de la comunidad”.

Tercera edad y depresión

Por su  parte, el jefe de servicio de Psicología del Sanatorio Municipal Dr. Julio Méndez y coordinador de actividades asistenciales del hospital Borda, Ricardo Antonowicz (MN 11556) dijo: “me preocupan mucho los efectos negativos que el distanciamiento está causando en la tercera edad. Cada vez  son más las consultas sobre abuelos con antecedentes depresivos que han retrocedido en sus tratamientos. Es muy importante mantener activos a los ancianos. En  efecto, está surgiendo como asunto de gran importancia para la salud pública en todo el mundo el hecho de interaccionar con adultos mayores.”.

Para el psicoanalista, otro efecto indeseado de la cuarentena es “el síndrome de burnout  o cabeza quemada que lleva a la pérdida de la autoestima. agotamiento emocional, y a un sentimiento de frustración laboralCreo que las autoridades no están contemplando estos  aspectos psicológicos que terminarán por dañar la tan preciada salud”.

En materia de actividad física, consideró que “el deporte es saludable y libera tensiones. Es dañino etiquetar al runner como un porteño cheto y frívolo como nos hemos cansado de escuchar. Ciertamente, quien tiene por hábito realizar ejercicios no busca alcanzar la perfección estética sino que persigue una filosofía de vida que le aporta bienestar y cierta sensación de libertad”.  

Spread the love

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *