Causa espionaje: Juntos por el Cambio salió en defensa de Macri, mientras el juez Villena sigue con los allanamientos

El expresidente Mauricio Macri y la primera plana de Juntos por el Cambio salieron este domingo a defenderlo de las acusaciones de supuesto espionaje ilegal. Y acusaron a «un sector del oficialismo» de querer «enrarecer el clima político» con el «aparente objetivo de conseguir impunidad para ex fucionarios (K) procesados o condenados por corrupción».

El comunicado lleva la firma de Alfredo Cornejo, Elisa Carrió, Patricia Bullrich, Horacio Rodríguez Larreta, Maximiliano Ferraro y Miguel Ángel Pichetto. El documento es el primero, desde la salida del poder, que firma Macri. También aparecen Marcos Peña, Mario Negri y de Oscar Aguad, entre otros.

«Juntos por el Cambio está unido en defensa de las instituciones democráticas», afirman. Y ante el allanamiento del departamento del ex secretario presidencial Darío Nieto, señalan que «los integrantes de Juntos por el Cambio queremos decir que estamos tranquilos, porque creemos en la integridad moral de Darío y confiamos en que la Justicia demostrará que es inocente».

«Sí nos preocupa que, mientras la sociedad está angustiada por la pandemia, un sector del oficialismo parece enfocado en enrarecer el clima político, con el aparente objetivo de conseguir la impunidad de exfuncionarios procesados o condenados por corrupción», sostienen.

«Esto ocurre, además, en medio de una serie de atropellos institucionales, que van desde la escandalosa última sesión del Senado a los superpoderes en el manejo del presupuesto y un intento de expropiación inconstitucional y la discriminación a las provincias gobernadas por nuestra fuerza política, entre otros».

«Desde principios de año el kirchnerismo buscó de todas las formas posibles involucrar judicialmente a exfuncionarios de Cambiemos en causas de corrupción, con un ánimo desenfrenado de revancha, lejos de la búsqueda de la verdad y la justicia».

«Juntos por el Cambio está unido en defensa de las instituciones democráticas y en ponerle un freno a los intentos de retornar a un pasado que generó división y enfrentamiento entre los argentinos. Como siempre, creemos en el Estado de Derecho y colaboraremos con la Justicia en lo que haga falta, más allá de cualquier atropello o tergiversación de la verdad. Y confiamos en que finalmente se hará justicia», concluye el documento.

El escándalo tuvo hoy otro capítulo con el allanamiento a la casa de la exsecretaria de Documentación presidencial Susana Martinengo. Por orden del juez federal Federico Villena, quien lleva adelante uno de los varios expedientes abiertos por esta causa, se procedió a secuestrar ‘agendas telefónicas, teléfonos celulares y/o dispositivos electrónicos; dinero, divisas, documentación contable, anotaciones, como todo otro elemento relacionado con la investigación’.

El letrado tiene, entre otras cosas, las declaraciones de ex espías involucrados en el caso, de que la ex funcionaria recibía los informes de los seguimientos que se realizaban a políticos, referentes sociales y sindicales e incluso en la Casa Rosada.

Nieto era el jefe de la exsecretaria de Documentación, quien presuntamente recibió en varias ocasiones en la sede presidencial a algunos de los espías involucrados en los presuntos espionajes que se cometieron desde la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), que dirigía Gustavo Arribas.

Hace pocos días la Comisión Bicameral de Control y Seguimiento de Organismos de Inteligencia, que lleva adelante las denuncias en el Poder Legislativo, llamó a declarar a Martinengo, pero nunca se presentó, y al exdirector de Operaciones Especiales de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Alan Ruiz, hoy detenido.

Spread the love

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *