Febrero 27 de 2020

Buenos Aires, Argentina

NotiNett.com.ar > sociedad

Lleva 44 años preso: Robledo Puch sale de la cárcel por un día

sociedad

"El ángel de la muerte" será trasladado desde el penal de Sierra Chica a San Isidro, donde le harán estudios médicos. Está preso desde 1972.

Por primera vez en 44 años, Robledo Puch dejará la cárcel. El mayor asesino de la historia criminal argentina saldrá hoy del penal de Sierra Chica, aunque sólo por unas pocas horas: será llevado a un centro médico de San Isidro para que le hagan unos estudios.

Según informaron fuentes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), "El ángel de la muerte" será trasladado en medio de un importante operativo de seguridad a la asesoría pericial de San Isidro.

Allí será sometido a una serie de estudios médicos, ya que en los últimos meses presentó un evidente deterioro en su estado de salud.

La “salida” de Puch de la cárcel obedece a una cuestión médica y no a los múltiples pedidos que presentó en los últimos años para que lo autoricen a dejar la prisión.

Una de las últimas solicitudes la presentó en febrero. Por medio de una carta dirigida a la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, Puch pidió que se le otorgue un "indulto extraordinario".

“Señora Vidal: He cumplido inexorablemente con todos los plazos legales y cronológicos que la ley estipula desde que fui detenido aquel fatídico jueves 3 de febrero de 1972”, dice el texto manuscrito, al que accedió Clarín. “La presente se ha convertido en una pena que se agotaría con la muerte, siendo que la pena de muerte no cuenta con precedentes en nuestro país; y no sería bueno que justo ahora se estableciera uno porque, señora Vidal, se transformaría en una pena desproporcionada, cruel, inhumana y degradante. Razón por la cual, señora gobernadora de la provincia de Buenos Aires, Robledo Puch está solicitando un indulto extraordinario inmediato”.

“Señora Gobernadora: estoy convencido que para V.S. no sería más que tener la decisión política necesaria y, como mujer, demostrar por sí sola tener valor para estampar la firma que decrete mi libertad, sin que por ello le vaya a temblar el pulso (...) Así escribo y así soy: un hombre de 64 años con la mirada límpida de quien siempre ha mirado de frente”, señalaba en su carta.

Puch, quien permanece alojado en Sierra Chica desde 1977 (antes estuvo 5 años en otras cárceles), pasó toda su vida adulta en prisión. “Ni los nazis condenados a prisión en el juicio de Nüremberg, ni Nelson Mandela en Sudáfrica sufrieron la cárcel a que fui sometido con apenas 20 años recién cumplidos”, dice en su escrito de 20 páginas.

Él asegura que los asesinatos por los que fue condenado los cometió uno de sus cómplices, Jorge Ibañez, y que a él lo inculparon por un supuesto “arreglo” que habría hecho el padre de éste con un juez y un comisario.

Puch fue condenado a reclusión perpetua más la pena accesoria de reclusión por tiempo indeterminado. Sus abogados reclaman su libertad desde hace unos años, ya que consideran que la sentencia se le debió dar por cumplida a los 35 años de prisión. Sin embargo, ningún juez se la quiere conceder.

El último tribunal que le negó la excarcelación fue la Cámara de Casación bonaerense, que en 2015 se basó en una pericia psiquiátrica. Ese estudio indicó que Puch “no reúne las condiciones para el reingreso al medio libre. Carece de mentalidad reflexiva del accionar transgresor, reconociendo tan sólo ser autor de los robos cometidos con el fin de ayudar a los necesitados”.

Puch es considerado el mayor asesino civil de la historia argentina. Lo detuvieron cuando tenía 20 años y tiempo después fue condenado por 11 crímenes, 17 robos y dos violaciones.

Su caso conmocionó al país. Hijo ejemplar, trilingüe, asiduo concurrente a misa y habilidoso en el piano, se convirtió en "El Angel de la Muerte", un sanguinario asesino que mataba a sangre fría para comprarse motos y autos de lujo.

Clarin.com

Compartí esta noticia: