Junio 03 de 2020

Buenos Aires, Argentina

NotiNett.com.ar > notas de opinion

"No fue Gratuito" Por Mauro Arlando

notas de opinion

En medio de un virus que se puede viralizar día tras día a través de un simple hola, no fue gratuito “no abrir nuevos hospitales porque es una estafa a la gente” como decía la ex gobernadora de la provincia de Buenos Aires.

No fue gratuito suspender la entrega de netbook que hoy en cuarentena servirían para continuar con las clases. No fue gratuito dejar sin vacantes a cientos de chicos año tras año.

No fue gratuito la pérdida de más de miles de empleos formales en empresas privadas que dejaron de aportar al sistema de salud mensualmente entre otras cosas.
No fue gratuito que el degradado Ministerio de Trabajo no haya utilizado los REPRO para evitar el aumento de la desocupación y por ende de la pobreza. No fue gratuito la pérdida de derechos laborales y de prestaciones esenciales. No fue gratuito que la desocupación haya vuelto a los dos dígitos.

No fue gratuito derogar la Ley Cerrojo y de Pago Soberano reclamado sólo por una parte del 6,7 por ciento de loa acreedores externos (en su mayoría fondos buitres) que no habían entrado al canje de deuda. No fue gratuito endeudar al país en más de 100 mil millones de dólares. No fue gratuito seguir las directivas del FMI desde el principio de la gestión anterior. No fue gratuito volver a tener deuda con el FMI. No fue gratuito que la deuda externa haya alcanzado el 90 por ciento del PBI frente al 53 por ciento del año 2015.

No fue gratuito el desfinanciamiento, ajuste y achicamiento de Aerolíneas Argentinas, línea de bandera que se está haciendo cargo de traer a los compatriotas que viajaron al exterior.

No fue gratuito seguir las recomendaciones del FMI de bajar - el mal llamado – Gasto en Salud y además degradar el Ministerio de Salud en Secretaría de Salud. No fue gratuito bajar los “Gastos” en Educación, Infraestructura y aumentar el GASTO en intereses de Deuda Externa. No fue gratuito la caída del PBI en los últimos 4 años haya sido del 10 por ciento.

No fue gratuito haber ajustado 28,5 por ciento - según un informe de la UNDAV - el presupuesto del Instituto Dr. Carlos Malbrán, hoy tan importante para la detección temprana del COVID-19. No fue gratuito el ajuste en el presupuesto y los despidos del personal del CONICET, organismo encargado a la promoción de la ciencia y la tecnología.

No fue gratuito desfinanciar la ANSES cuya caía en dólares del Fondo de Garantía de Sustentabilidad fue del 52 por ciento. No fue gratuito que los jubilados que reciben la mínima y los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo perdieron un 20 por ciento de poder de compra.

No fue gratuito que en los últimos 4 años los remedios hayan aumentado más de 450 por ciento. Mientras que el aumento del haber mínimo de los jubilados (personas con mayor índice de mortalidad producto del coronavirus) fue de un 239 por ciento. No fue gratuito seguir el consejo del ex titular del PAMI cuando dijo que “el problema es que los jubilados toman muchos remedios”.

No fue gratuito que el gobierno anterior terminó su gestión con la brecha más alta entre ricos y pobres volviendo a los índices del año 2005.

No fue gratuito que la inflación acumulada total en los últimos 4 años haya sido de un 300 por ciento, empujando a casi tres millones de personas a la pobreza. No fue gratuito que tanto la inflación anual del año 2018 y del año 2019 hayan sido las más alta desde 1991.

No fue gratuito aumentar la pobreza de un 30 a un 40,8 por ciento; ni la indigencia de un 4,8 a un 8,9 por ciento entre 2015 y 2019 (según datos de la UCA). No fue gratuito dejar 5 millones de nuevos pobres y 2 millones de nuevos indigentes en los 4 últimos años según datos de la UCA. No fue gratuito desoír al NO K Juan Carr cuando dijo que la Argentina está “a la vuelta de la esquina del hambre cero” y realizar políticas contrarias que lo profundizaron. No fue gratuito el aumento de estos índices donde el agua, el jabón y el alcohol en gel (totalmente necesarios para todos hoy en día) no son indispensables frente al HAMBRE, provocando una posible propagación del virus.

No fue gratuito nunca, pero hoy se puede percibir más porque todos somos vulnerables ante un hecho que con políticas en inversión en salud, educación, infraestructura y generación de empleo, hoy esta pandemia mundial sería más controlable en la Argentina.

Compartí esta noticia: