Noviembre 21 de 2018

Buenos Aires, Argentina

NotiNett.com.ar > mundo

Estados Unidos El huracán Florence se hace más grande y ahora apunta a zonas que se creía estaban fuera de peligro

mundo

Impactará en una región con 10 millones de habitantes. Advierten sobre las marejadas ciclónicas.

Las primeras bandas de lluvia de los bordes exteriores del huracán de categoría 2 Florence comenzaron a sentirse este jueves en la costa de Carolina del Norte, adonde llegará entre la noche y la madrugada del viernes, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

Si bien el huracán se debilitó el miércoles a categoría dos, el temporal se hizo más grande y más lento, y viró hacia el sur, hacia zonas donde la gente no se creía en peligro. Y ahora debe evacuarse. El ciclón se dirige hacia una región con 10 millones de habitantes.

"Realmente se trata del tamaño de esta tormenta. Cuanto más grande y más lenta sea, mayor la amenaza y el impacto", advirtió Ken Grahma del NHC.

En la mañana del jueves, el temporal avanzaba con vientos máximos sostenidos de 175 km/h, indicó el NHC en su boletín de las 9 de la mañana.

Para los expertos, el hecho de haber descendido a categoría 2 no logró que el huracán pierda su fuerza destructiva, con lluvias catastróficas.

Pese a la perdida de fuerza, los expertos alertan que es un sistema enorme, muy bien organizado, con un potencial destructor por el peligro de marejadas ciclónicas, inundaciones e intensas precipitaciones a su paso.

Según un probable patrón de trayectoria del NHC, el ojo de Florence se aproximará a las costas de Las Carolinas en la tarde del jueves y "esta noche y el viernes se moverá cerca o sobre la costa del sur de Carolina del Norte y este de Carolina del Sur".

Se mantiene un aviso de marejada ciclónica en la zona, donde el NHC alerta de que "existe la posibilidad de inundaciones que amenacen la vida" debido a un aumento del nivel del mar "moviéndose tierra adentro".

La peligrosa marejada ciclónica causará que áreas que son normalmente secas cerca de la costa "se inunden por un aumento del nivel" del mar que podría alcanzar entre (2,7 y 4 metros de altura desde Cabo Fear a Cabo Lookout, incluidos Neuse, Pamlico y Pungo, con posibles "grandes y destructoras olas", resaltaron los meteorólogos.

Además, se espera que Florence produzca acumulaciones totales de lluvia de entre 50 y 76 centímetros.

Wilmington, un balneario fantasma
Wilmington, un balneario de Carolina del Norte de poco más de 300.000 habitantes, se preparaba para ser el primero en recibir el impacto de Florence.

Las calles estaban casi desiertas, los supermercados vacíos y las estaciones de servicio no tenían combustible. Los comercios y viviendas permanecían protegidos por tablones de madera.

"Wilmington está blindado", "Flo, no eres bienvenida aquí", se podía leer frente al bar Tavern Law.

En un barrio de casas rodantes en las afueras de Wilmington, Alondra Espinoza se preparaba para partir.

"Nos vamos a ir en las próximas horas, todo está listo", dijo a la AFP. "Tengo dos hijos y quiero llevarlos lo más lejos posible de aquí y de los peligros del huracán. No hay nada que hacer, no se puede parar a la Madre Naturaleza"".

Jeff Byard, de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (Fema), advirtió sobre cortes de energía, cierres de caminos, daños a la infraestructura y posibles pérdidas de vidas, enfatizando en la necesidad de evacuar.

Florence va a ser "como un (golpe) directo de Mike Tyson en la costa de las Carolinas", dijo.

Además de Florence, en el este del Atlántico está activo otro huracán, Helene, pero perdió intensidad ayer y pasó a categoría 1.

Helene presenta hoy vientos máximos sostenidos de 75 millas por hora (120 km/h) y se mueve rápidamente hacia el norte, por lo que no representa amenaza para zonas pobladas, indicó el NHC en su boletín más reciente.

Helene se encuentra a 1.215 millas (1.955 kilómetros) al sur-suroeste de la base aérea de Lajes, en las Azores, y se espera que gire hacia norte y noreste esta noche.

Los expertos vaticinan que Helene continuará debilitándose en las próximas 48 horas y se degradará esta noche a tormenta tropical.

Fuente: agencias

Compartí esta noticia: