Febrero 28 de 2020

Buenos Aires, Argentina

NotiNett.com.ar > economia

LA PRIORIDAD ES CUIDAR LAS RESERVAS.

economia

La crisis cambiaría aflige a los tenedores de Lebac. Su crédito es en pesos argentinos, razón por la cual están sometidos al riesgo cambiario. Por Daniel Kiper

Repárese que frente al Mega vencimiento de Lebac ($675.000 millones el martes 15/5/2018) y la incertidumbre económica existente es probable que muchos inversores abandonen su posicionamiento en moneda nacional y adquieran dólares estadounidenses en el mercado cambiario.
Ello provocaría una demanda súbita, excesiva y explosiva impulsando una significativa devaluación del peso.
A la cotización actual (1 US$ = $23) la suma de $675.000 millones equivale a casi US$30.000 millones. Empero de producirse una alteración en la cotización, conforme a las leyes de oferta y demanda, está equivalencia podría cambiar drásticamente.
Al solo efecto de explicar la idea, y sin pretender hacer futurología sobre el mercado cambiario nacional, imaginemos que el tipo de cambio se duplica. Es improbable, pero la experiencia histórica muestra que en tiempos de crisis (Rodrigazo, Corralito, etc. ) los efectos impensados ocurren.
En esta línea imaginaria la nueva cotización se establece en 1 US$ = $46. En tal caso la equivalencia de $675.000 millones con la moneda americana sería de casi US$ 15.000 millones.
Entre uno y otro escenario, con la cotización actual o la utilizada en en ejemplo, existe una diferencia que unos ganarían y otras perderían.
Ello depende de decisiones de política económica que adopte nuestro gobierno en los próximos días.
Una opción es defender la cotización del peso, tal como ha intentado el BCRA - resignando US$ 9.000 millones en los últimos 2 meses -. Ello implica sacrificar tantas reservas como sean necesarias.
Otra opción es defender las reservas. En tal caso, se sacrificaría el valor de nuestra moneda.
¿Cómo se llegó a esta encrucijada? Por errores exclusivos de la actual administración. Esta afirmación no implica negar la pesada herencia sino destacar que es una consecuencia inevitable de contraer deuda de corto plazo - se acumulan los vencimientos -, a tasas exorbitantes con capitales especulativos y golondrinas.
Existen otras alternativas: intermedias algunas, extrema otras. La opción ideal es la renovación voluntaria por parte de los tenedores de Lebac. Una tasa del 40% es tentadora. Empero, como expresa el saber popular, “cuando la limosna es grande, hasta el Santo desconfía”.
Por otra parte son tenedores diversos, con distintos objetivos, necesidades e intereses. Algunos sin duda renovarán sus Lebac, pero un elevado porcentual tratará de tomar sus ganancias y buscar nuevos horizontes.
Nuestra preocupación debe ser el día después. Como quedará mejor posicionada la economía nacional.
Si la escasa capacidad de maniobra exhibida por el equipo económico nos coloca en la disyuntiva 1) perdiendo reservas (hipótesis que comprende su reemplazo merced a un nuevo crédito) o 2) conservando reservas, creo que está última es la opción obligada. Tendrá consecuencias negativas y dificultades varias. Pero con dinero es más sencilla y rápida la recuperación.
Aclaración importante: no soy economista. Simplemente soy argentino y tengo memoria del pasado nacional. Y algún día, el juramento de estilo se hará realidad: la Patria demandará.
Daniel Kiper
Mayo 2018

Compartí esta noticia: